Meningitis: síntomas, vacunas y prevención

MeningitisLa meningitis es la inflamación de una de las tres membranas (o mejor dicho, meninges) que cubren el cerebro. Está causada por virus, bacterias, productos químicos o condiciones patológicas comopor ejemplo un sangrado o los carcinomas. Las que causan más problemas son las bacterianas. De hecho, la Dra. Lucía Bertrand, licenciada en medicina y especializada en pediatría las diferencia entre meningitis buenas y malas, os aconsejo leer su post en que las califica de este modo.

Los de origen bacteriano normalmente son a causa de:

 

   Neisseria meningitidis (meningococo);
   Streptococcus pneumoniae (neumococo);
   Haemophilus influenzae.

Y dentro de estos existen también diferentes serogrupos de meningococos, 13 de los cuales 5 son patógenos para los seres humanos: A, B, C, Y, W135, X. El más agresivo de los meningococos es el serogrupo C, que junto con el B es la más frecuente tanto España como en Europa.

¿Dónde se encuentran?

Meningitis infografía herbotop

Esta bacteria vive en las cavidades nasofaríngeas y puede transmitirse por contacto directo con saliva o secreciones respiratorias (a menos de 1 metro). En la mayoría de los casos se limita a colonizar la nasofaringe del “anfitrión”, pero a veces migra hacia el sistema endotelial y a la sangre, dando lugar a una sepsis meningocócica o meningitis.

El desarrollo de la infección hacia un estado patológico depende del estado nutricional e inmune y la predisposición genética de la persona. También depende de las condiciones de contaminación ambiental o la presencia de otros agentes del tracto respiratorio coinfectados que abren el camino.

¿Es una enfermedad muy frecuente?

Cada año, en todo el mundo, la meningitis bacteriana es responsable de cerca de 1,200,000 muertes, y afecta sobretodo a la población pediátrica. Y de los que no fallecen, alrededor del 20% padecen trastornos como sordera, amputación de extremidades, epilepsia o retraso mental. En España los afectados rondan los 0.7 casos por cada 100.000 habitantes, lo cual se puede considerar que es bastante bajo. Pero aún así impacta por las consecuencias que puede tener.

Síntomas de la meningitis

Imagen relacionada

 

Hay tres puntos esenciales para limitar la mortalidad y las devastadoras secuelas de la meningitis:

   El reconocimiento precoz de los síntomas y signos clínicos.
   La ejecución inmediata de procedimientos de diagnóstico.
♥   Y la administración inmediata de la terapia con antibióticos.

Los signos y síntomas dependerán de la edad. Si el niño tiene más de dos años, el inicio clásico de una meningitis se caracteriza por la presencia de fiebre, dolor de cabeza y rigidez en el cuello. Y también presentará manifestaciones clínicas clásicas como irritación meníngea [signos positivos de Kernig (1) y Brudzinski (2)], fotofobia, vómitos, estado alterado de conciencia y convulsiones. En los recién nacidos y lactantes el diagnóstico es más complejo por la presencia de signos clínicos que tienden a ser más confusos.

Dolor de cabeza, fiebre, vómitos y rigidez nucal son los síntomas clásicos que se podrían atribuir a los adultos.

La amplia variabilidad de las manifestaciones clínicas también incluye sepsis, shock, delirio, coma y muerte. Es muy importante ver que no aparecen petequias o zonas púrpuras en la región axilar o inguinal (3).

Meningitis, criterios de diagnóstico

En caso de sospecha de meningitis bacteriana aguda, se debe realizar un hemocultivo y realizar inmediatamente una punción lumbar para determinar si se confirma el diagnóstico clínico.

La Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América (IDSA) ha publicado directrices para el diagnóstico y tratamiento de la meningitis bacteriana (4).

En este vídeo podréis ver más preguntas y respuestas sobre la meningitis de la mano del Dr. Daniel González,  licenciado en medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra:

Estrategias de control de la meningitis

Las estrategias de control que se pueden activar contra la meningitis se refieren al manejo de casos clínicos y la inmunización a través de una vacuna.

En el caso de “sospechosa” de posible meningitis, además de lo señalado más arriba, es importante saber con quién ha mantenido contacto la persona en los 10 días anteriores a los síntomas, ya que el período de incubación es de 3-4 días prorrogables a 10. Estas personas serán consideradas en riesgo sólo si han tenido un estrecho contacto con el sujeto en cuestión, para limitar los casos secundarios.

Para que quede más claro, os especifico a qué tipo de contactos cercanos hace referencia:

   Familiares o compañeros de piso.
♥ Contacto íntimo o personas que han entrado en contacto suficiente durante el período de incubación de la enfermedad, por ejemplo a través de flujos, intercambio de vasos o cubiertos, amigos de la escuela íntimos que han asistido a la misma clase, pero no necesariamente a toda la clase;
♥   Aquellos que, durante el trabajo, entraron en contacto directo (a través de la boca, la nariz o la conjuntiva) con secreciones orales, nasales y gotas nasofaríngeas de personas infectadas (respiración boca a boca, la intubación endotraqueal), maniobras de bienestar lleva a cabo en menos de un metro del sujeto infectado…

No se consideran personas de riesgo el personal del hospital que haya estado en contacto con los sujetos funcionalmente aislados (intubados, equipados con máscara protectoras) o que han tenido acceso a la zona de la estancia hospitalaria del paciente, pero hayan mantenido una distancia superior a un metro. En caso de duda sobre este último punto, el trabajador debe considerarse expuesto al riesgo.

¿Qué pasa con los contactos cercanos?

Como medida preventiva, los contactos cercanos deben tomar profilaxis con antibióticos dentro de las 24 horas del presunto contagio.

Sin embargo, la estrategia que parece lograr los mejores resultados sigue siendo la inmunoprofilaxis. Con respecto a la vacuna meningocócica, hay varios tipos (5):

  La vacuna conjugada monovalente contra el meningococo del serogrupo C (MenC): es la más utilizada y sólo protege del serogrupo C.

   La vacuna contra la meningitis B. Aquí la más usada es la Bexsero y puede ponerse en cualquier edad aunque se recomienda que los niños menores de 5 años ya la tengan puesta. En España, de hecho, se suele poner a los 4 meses, cuando el peque cumpla un añito y luego ya cuando tenga 12 años.
   La vacuna tetravalente conjugada: protege de los serogrupos A, C, W e Y;

Os dejo esta tabla con el calendario de vacunación aunque siempre es recomendable consultar en cada comunidad. Encontraréis más información del calendario en la web Vacunas Aep (6):

Calendario vacuna
Fuente de la imagen: Science Direct

Reglas de higiene para la prevención de la meningitis

Si se ha confirmado un caso de meningitis  o hay sospecha de que pueda padecerse se deben aplicar todas las precauciones que se aplican a los pacientes conocidos o sospechosos de estar infectados con patógenos epidemiológicamente importantes que pueden transmitirse por el aire (7).

   El paciente debe estar en una habitación individual, la puerta debe permanecer cerrada y marcada con la indicación adecuada para el aislamiento respiratorio.

♥   El paciente debe permanecer en aislamiento respiratorio durante 24 horas después de la terapia y se recomienda limitar los movimientos solo si es esencial.

♥   Es importante que el acceso a esta sala esté regulado y permitido sólo para el personal que debe realizar procedimientos de asistencia social. Todos los visitantes deben estar adecuadamente informados sobre las reglas que deben respetarse.

   El Equipo de Protección Personal (PPE) está constituidos por una capa desechable, vidrios, máscara quirúrgica para todos los operadores que acceden a la zona de la hospitalización, mascarilla tipo FFP2S para los operadores que realizan reanimación o que pueden estar expuestos directamente a las gotitas  del paciente.

Referencias:

  1. Wikipedia Signo de Kernig

2. Wikipedia Signo de Brudzinski

3.  American Academy of Pediatrics, Red Book 2012.

4. Tunkel AR, Hartman BJ, Kaplan SL et al. Pratice guidelines for the management of bacterial meningitis. Clin Infect Dis 2004; 39: 1267.

5. Vacunas frente al meningococo. Pediatría Integral.

6. Vacunas Aep

7. Guideline for infection control in healthcare personnel, 1998. Elizabeth A. Bolyard, Centers for Disease Control and Prevention, Public Health Service. U.S. Department of Health and Human Services, Hospital Infection Control Practices Advisory Committee

Comenta en Facebook
Acerca de Míriam Guasch 107 Articles
Licenciada en Farmacia por la Universidad de Barcelona (UB) y una gran apasionada de la fitoterapia y la salud. Para cualquier duda podéis escribir a monfarma90@gmail.com e intentaré responder lo antes posible.
A %d blogueros les gusta esto: