Este verano no sufras por el calor . ¡Refréscate con un delicioso helado!

 

Este año está siendo uno de los más calurosos que ha habido desde hace décadas…¿Qué mejor que un helado para combatir el calor?

Si quieres refrescarte con un helado pero no estás seguro te interesará saber qué aportan nutricionalmente los helados.

Imagen relacionada

A pesar de que en Grecia y Roma ya se empleaba el hielo para refrescar frutas y bebidas, parece ser que fue en China donde se mezcló por primera vez el hielo con otros ingredientes como la leche, la miel o el zumo de frutas. Se dice que fue el legendario viajero Marco Polo quien, en el siglo XIII, llevó a Europa la receta de los primigenios helados. Puede que por eso su apellido haya dado nombre a los célebres helados de hielo helado alrededor de un palo.

El nombre que recibían aquellas delicias era “sorbete”, que venía del turco Xorbet. Aptos sólo para el paladar de los ricos y los nobles. La primera heladería la abrió en París el siciliano Francesco Procope en el siglo XVI. Para mantener el hielo que provenía de las montañas, tenía que conservarlo en pozos subterráneos, cubierto con corcho y paja. Cosa que no era una medida del todo higiénica…

En nuestro país, a pesar de tener unos veranos bastante calurosos, no somos grandes consumidores de helados. Este mérito se lo llevan los australianos y los estadounidenses. Aquí en Europa los grandes amantes de este producto son los suecos y los finlandeses.

¿Mejor helado cremosos o de hielo?

helados
Fuente de la imagen: Monchitime

De helados hay básicamente de dos tipos: los cremosos y los de hielo. Los cremosos normalmente se elaboran con una base de leche o nata, a la que se suele añadir mucho azúcar y claras de huevo montadas. Además se puede mezclar una gran diversidad de frutas, cacao, frutos secos … Y no nos olvidemos de los aditivos (básicamente colorantes y aromatizantes). En cambio, los de hielo se elaboran a partir de zumo de fruta, jarabe de fruta o directamente a partir de agua con colorantes y aromatizantes, pero sin olvidar tampoco una buena dosis de azúcar.

En el siguiente vídeo podemos ver cómo hacen los helados en las fábricas…


Mira cómo las fábricas producen distintos tipos… por elnacionalweb

Tanto si elegimos los de un tipo como los del otro no se pueden considerar los helados un producto bajo en kilocalorías (ver productos quemagrasas). Es cierto, sin embargo, que el contenido calórico de los cremosos siempre suele ser más elevado. Si bien los dos tipos de helados contienen azúcar, los que son más cremosos están elaborados a partir de leche o nata. Esto supone un aumento de su contenido en grasa, especialmente saturada, y más si se le añade huevo, frutos secos o chocolate.

La parte positiva de los helados…

Dejando de lado la parte más negativa de los helados cremosos no podemos olvidar que a la vez son un producto muy nutritivo. Destaca especialmente su contenido en hidratos de carbono, proteínas, y minerales como el calcio, gracias a la base láctea que se utiliza para elaborar la mayoría de estos helados.

Actualmente, incluso, se está yendo más allá entorno al mundo del helado. Aparte de su uso gastronómico en la cocina moderna, también se están probando alimentos en forma de helado para facilitar la alimentación a personas sometidas a tratamientos de quimioterapia o radioterapia. Las cuales tienen dificultades a la hora de ingerir alimentos, debido a afecto secundarios que algunas veces producen estos tratamientos.

Este verano, como cada año, seguiremos consumiendo helados, pero para aquellos que les preocupa la silueta, los deberían tomar con moderación. O bien, elaborar helados ricos en vitaminas, bajos en azúcares y muy refrescantes en casa.

Imagen relacionada

Aquí tenéis una receta:

Helado de sandía y melón

En una batidora se tritura la misma cantidad de sandía que de agua, hasta conseguir un líquido homogéneo. Se llenan hasta la mitad moldes individuales para hacer helados. Se congelan durante 45 minutos. Pasado este tiempo se pone un palo (de esta manera quedará recto). Y se vuelven a congelar durante 30 minutos más.

Después se tritura melón con la misma cantidad de agua y se puede añadir menta picada. Acabar de llenar los moldes con este líquido de melón y se deja en el congelador al menos un par de horas. Pasado este tiempo, ya se puede disfrutar de unos fantásticos helados. Será cien por cien a base de fruta natural y sin nada de azúcar, aptos para grandes y pequeños.

Hasta a los animalillos,en Chile, los refrescan con helados ante la ola de calor…


Con helados refrescan los animales del Buin Zoo… por AgenciaEFE


Acerca de Lihi Carethy 97 Articles

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Barcelona (UB) y una gran apasionada de la fitoterapia y la salud. Para cualquier duda podéis escribir a monfarma90@gmail.com e intentaré responder lo antes posible.

A %d blogueros les gusta esto: