Cortes y heridas: ¿Qué debemos hacer si nos cortamos?



Imagen relacionada

¿Quién no se ha cortado alguna vez en la vida?. Estos consejos seguro que os vendrán de fábula. Más aún a aquellas madres con hijos inquietos… (que son la mayoría de madres).

Seguro que os suena la imagen en la que vuestro peque sube y baja del tobogán o de un muro y al mismo momento que está diciendo “mamá mira lo que puedo hacer” …  ahí llega: una buena caída, un resbalón por la grava o un empujón más fuerte de la cuenta con el amigo con el que está jugando y que hace que acabe por los suelos. Son pequeños y habituales accidentes que provocan algunas lágrimas y, por desgracia, dejan cortes, heridas y abrasiones. Para calmar el llanto sólo se necesita el abrazo de la madre, pero para el resto se necesita saber cómo actuar…

Y no sólo para los  pequeños de la casa. Ests consejos sirven para adultos y niños.

Lo primero: detener el sangrado

Para detener el sangrado hay que presionar la herida un par de minutos con una compresa de gasa estéril. Nunca con los dedos o manos sin gasa o sin guantes porque pueden infectar la herida con los gérmenes. Esto puede tardar unos 8 o 10 minutos que es el tiempo que se necesita para que se forme un coágulo. Si el corte es extenso o profundo habrá que mantener la presión hasta llegar al hospital y ser atendidos.

El hielo se utiliza sólo cuando hay un hematoma. No sirve para cortar el sangrado. En estos casos sólo se debe presionar un poco la herida para cortar la hemorragia tal como he explicado arriba.

Tampoco se deben aplicar remedios de la abuela como leche, avena o harina…cuidado con los remedios que corren por la red que no siempre son buenos y sólo sirven para aumentar el riesgo de infección de la herida.

Y no me cansaré de decir que si nos aparecen ampollas o flictenas NO DEBEMOS REVENTARLAS.  Es importante no rasgar la piel que actúa como una protección natural.

Una buena limpieza

No sigáis rociando litros y litros de desinfectates sobre las heridas. Hay que distinguir cuándo es apropiado y cuándo no. Los desinfectantes no son todos iguales. De hecho, algunos sólo se pueden utilizar en la piel intacta (alcohol), otros se pueden utilizar sobre la piel dañada (povidona yodada, clorhexidina o agua oxigenada)…

Lo primero que hay que hacer es lavar la zona afectada con una solución salina (suero fisiológico estéril). O simplemente con agua de la fuente que podamos encontrar en el parque, mejor si es fría, y siempre debe ser estéril.

No se deben usar pañuelos de lana o trozos de algodón que puedan dejar restos o fragmetos en la herida. Esto podria causar una infección de la herida.

Uso de desinfectante

En caso que el corte esté sucio, por ejemplo de tierra, podemos aplicar peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) o un desinfectante. Dejamos reposar unos minutos y luego lavamos el desinfectante con suero fisiológico. Esto es muy importante ya que la eficacia bactericida del desinfectante dura sólo unos minutos y si lo dejo en la herida podría convertirse en un cultivo de gérmenes.


Primeros auxilios: heridas cortantes por SophieMarsh

También se puede emplear yodo o povidona yodada (el archiconocido ®Betadine) pero el alcohol no se tiene que usar, sólo para desinfectar la mesa o espacio en el que se va a trabajar o sobre la piel sana, sin cortes, pero nunca sobre la herida.

Tanto la limpieza con agua como el uso de desinfectantes se debe hacer de dentro a fura, no de fuera a dentro porque así se evitan posibles infecciones.

Cubrir heridas

Las heridas se pueden cubrir o no. Si no hay riesgo de infección mejor no cubrir pero si está cerca del suelo que pueda tocar arena o polvo, etc… mejor cubrirla con apósitos apropiados al tamaño de la herida. Para cubrirla lo haremos con gasas estériles o apósitos. Para que quede sujeta podemos poner un poco de esparadrapo.

Y si queremos meternos en la piscina o ir a la playa mejor usar apósitos o tiritas waterproof (resistentes al agua) ya que contra más mpjemos la herida más tardará en cicatrizar. Incluso cundo nos duchemos sería conveniente que en la herida no le toque el agua.

Riesgo de infección

Es importante seguir unos días el curso de la herida: si la lesión no se cura, aparece enrojecimiento, hinchazón, calor en la zona que rodea la lesión o se siente dolor o ardor, probablemente haya una infección. Habrá que ir al médico para que le de un vistazo y nos de el tratamiento más apropiado. Recordad que los antibióticos orales no se pueden tomar así como así (hay que asegurar que haya infección y tomarlos de la forma adecuada), ni se pueden comprar sin receta.

Entre las infecciones que se pueden transmitir a través de lesiones de la piel encontramos el tétanos, una enfermedad causada por la toxina de una bacteria ( Chlostridium tetani). Es extremadamente tóxica para el sistema nervioso. Si la persona lesionada no se vacuna regularmente, es aconsejable consultar a un médico para que el paciente pueda ser sometida a un tratamiento contra el tétanos dentro de las primeras 24 horas, especialmente en casos de heridas profundas o lesiones causadas por objetos sucios y oxidados.


Elementos básicos de un botiquín de primeros… por WebbEdwardo



Acerca de Lihi Carethy 94 Articles
Licenciada en Farmacia por la Universidad de Barcelona (UB) y una gran apasionada de la fitoterapia y la salud. Para cualquier duda podéis escribir a monfarma90@gmail.com e intentaré responder lo antes posible.
A %d blogueros les gusta esto: