10 laxantes naturales y consejos contra el estreñimiento

Con las vacaciones muchas personas ven alterado su ritmo deposicional. Elige alimentos para prevenirlo y otros como laxantes naturales si es necesario.

El verano, las vacaciones, el calor y los cambios de horarios y ritmos que conlleva este periodo del año, pueden hacer que también cambien nuestros hábitos alimentarios. Si bien todo esto es positivo, algunas veces podemos encontrarnos con que esta situación nos afecte interiormente. Es decir, que durante el periodo vacacional es bastante habitual que muchas personas sufran alteraciones en su ritmo deposicional.

El estreñimiento como tal no se considera una patología, pero sí puede llegar a ser algo muy molesto para quien lo sufre. Es más habitual en la población femenina que en la masculina. Y es que las mujeres, además de atravesar etapas de la vida como el embarazo, tienen unos serie de cambios hormonales en los que todavía se puede agravar este estreñimiento.

Lo que no es nada aconsejable es elegir el camino fácil y utilizar laxantes como primera opción. Estos pueden ser recomendables en algunas ocasiones, pero no en todos los casos, ya que son bastante agresivos y al final nos podemos encontrar que nuestro cuerpo no pueda funcionar sin ellos. En cambio, sí está a nuestro alcance seguir unas pautas dietéticas para mejorar este problema.

La microflora intestinal

Seguramente hayas oído hablar de la microflora intestinal. Esta está formada por un conjunto de microorganismo que pueblan nuestro sistema digestivo. La microflora intestinal consta de unas 400 especies diferentes de bacterias que ayudan a regular el sistema inmunitario y también el estreñimiento. Estos microorganismos tienen un efecto beneficioso para nuestra salud. Tengamos en cuenta que, si llegan a nuestro sistema digestivo bacterias dañinas, pero nuestra colonia de bacterias “buenas” está muy poblada, éstas podrán neutralizar una posible invasión de bacterias patógenas. Una de las bacterias que habita en el interior de nuestro sistema digestivo y que entre otras funciones ayuda a regular el estreñimiento, es el Bifidobacterium bifidum. Si tenemos cuidado de la microflora intestinal, podremos evitar el estreñimiento.

Una de las cosas que podemos hacer para mantener unos niveles óptimos de bacterias en el interior de nuestro sistema digestivo es ingerir probióticos. Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando los ingerimos en cantidades suficientes, estimulan el crecimiento de la microflora intestinal, ejerciendo así un efecto beneficioso para nuestra salud. El producto probiótico por excelencia es el yogur. Por tanto, el primer paso para combatir el estreñimiento es consumir de 2 a 3 yogures diarios y preferentemente los que contienen bífidus, ya que es el que más directamente interviene en la regulación del equilibrio intestinal. También aconsejo leer Diente de león, ¿para qué sirve? Propiedades y contraindicaciones.

La fibra

El segundo paso para no sufrir estreñimiento es realizar una dieta con un alto contenido en fibra. La fibra disminuye el tiempo del tránsito intestinal, ayuda a aumentar el volumen fecal, tiene una gran capacidad de captar agua y estimula el peristaltismo, es decir, los movimientos intestinales. Además, es el alimento principal de los microorganismos que hemos ingerido con el yogur. La fibra la obtenemos principalmente de cereales integrales, legumbres, frutas, verduras y hortalizas, por lo tanto es muy importante potenciar estos alimentos en nuestra dieta. Algunos de los alimentos ricos en fibra contienen prebióticos, los cuales estimulan directamente el crecimiento de las bacterias no patógenas residentes en el colon, a la vez que aumentan el número de bifidobacterias y disminuyen las bacterias potencialmente dañinos.

Además hay dos suplementos de fibra que actúan como laxantes naturales: el salvado de trigo y las semillas de lino. Estos pueden ayudar a aquellas personas que aún tengan una cierta dificultad para ir al baño con regularidad. En cuanto al salvado de trigo es más recomendable en copos e integral que en comprimidos, ya que contiene aún más cantidad de fibra. Y referente a las semillas de lino, es recomendable triturarlas previamente para ser absorbidas correctamente.

Otras pautas para mejorar el tránsito intestinal

Otra pauta básica para evitar el estreñimiento es mantener una correcta hidratación. Si bebemos al menos 2 litros diarios, ya sea a través de agua, infusiones, caldos, etc., esto facilitará mucho el tránsito intestinal. Además, si las heces tienen una consistencia más líquida, su paso será más fluido. Del mismo modo, el aceite ayuda a lubricar el intestino, por lo que es necesario consumir al menos 3 cucharadas soperas de aceite en las diferentes comidas entre cocinar y aliñar. Además, no sólo te aportará estos beneficios sino muchos más. Descúbrelo en Beneficios del aceite de oliva. ¡Con sólo 3 cucharadas al día!.

Los yogures, la fibra, el agua y el aceite facilitarán el tránsito intestinal, pero también es muy importante que las paredes de nuestro intestino, es decir las mucosas, estén en buen estado. En la correcta regeneración de todas las mucosas de nuestro cuerpo interviene la vitamina A, por lo tanto para tener las paredes del intestino en buenas condiciones podemos ayudarnos de alimentos ricos en betacarotenos, ya que son precursores de esta vitamina. Encontramos betacarotenos en las frutas y verduras de color anaranjado como la zanahoria o los albaricoques, y también en aquellas de color verde intenso como las espinacas. Estos alimentos, además, tienen un contenido muy elevado de fibra, lo que nos es altamente beneficiosa.

Finalmente, y aunque no es un consejo estrictamente dietético, no nos podemos olvidar de realizar actividad física diariamente. Por ejemplo, si caminamos durante 1 hora al día, estimularemos el peristaltismo, o sea, el movimiento natural de nuestros intestinos. Cabe decir que un estilo de vida sedentario influye negativamente en tener un correcto ritmo deposicional, así como también es un factor de riesgo en muchas otras patologías.

En resumen, debes llevar una dieta equilibrada, abundante en cereales integrales, legumbres, frutas y verduras, que incluya de 2 a 3 yogures al día, aceite de oliva y un aporte elevado de agua, acompañado de una actividad física moderada. También podéis leer: Diarrea o estreñimiento: alimentos que podemos comer en cada caso

Si con esto no fuera suficiente prueba con añadir los siguientes alimentos a tu dieta (son los mejores laxantes naturales que podrás encontrar):

Alimentos que causan estreñimiento


Acerca de Lihi Carethy 96 Articles

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Barcelona (UB) y una gran apasionada de la fitoterapia y la salud. Para cualquier duda podéis escribir a monfarma90@gmail.com e intentaré responder lo antes posible.

Be the first to comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: